¿De dónde proviene la fibra para producir papel? 3 cosas que debes saber

Submitted by: Cámara Pulpa, Papel y Cartón ANDI 21/02/2017

Aquí te contamos de dónde sale la fibra para producir papel y cuán sostenible es esta industria.

El papel es uno de los pocos productos verdaderamente sostenibles, por lo que el presunto perjuicio ambiental por la producción y consumo de este producto, es nada más que un mito.

Ambientalistas de todo el mundo levantan la voz desde hace mucho tiempo, con el argumento de frenar la ‘tala’ indiscriminada de bosques para obtener la madera con la que se produce papel, ignorando entre otras cosas estas tres razones que son la realidad de esta industria:

  1. Para producir papel se usan fuentes de fibra virgen sostenible: esta fibra se obtiene de madera certificada y también del aprovechamiento del bagazo de caña, un residuo de la producción agroindustrial de la caña de azúcar. La fibra virgen es necesaria para mantener el ciclo de vida del papel porque por un lado los papeles suaves no se pueden reciclar y por el otro, la fibra con durante el proceso de reciclaje se degrada, hasta ya no poder ser reintegrada al ciclo nuevamente. El papel tiene un periodo de hasta 5 ciclos de reciclaje (fibras cortas) y hasta 7 ciclos (fibras largas).
  2. Más de la mitad del papel que se consume en Colombia es reciclado: el uso de papel posconsumo a través del reciclaje para la producción de papel, deja a Colombia con una tasa de reciclaje 68% comparable con EE.UU. y Europa. Durante 2015 se recolectaron en el país 881.000 toneladas de papel y cartón para reciclar y el 63 % de la fibra utilizada para la producción de papel y cartón provino de la recolección de desperdicios de estos productos.
  3. Es una industria ambientalmente responsable: este sector busca constantemente la eficiencia en el uso de recursos en el proceso de producción y como resultado, entre 2010 y 2015 ha logrado reducir:
    • 1,5 % de captación de agua por tonelada producida.
    • 2 % de vertimientos por tonelada producida.
    • 3,6 % de consumo de energía por tonelada de producto.
    • 32 % del consumo de combustibles fósiles líquidos.
    • 2 % del consumo de carbón.
    • 2 % de generación de residuos por tonelada fabricada.
    • 1,5 % de emisiones de CO2 por tonelada producida.