¿Funciona la estrategia del volante publicitario? ¡Aquí te lo contamos!

Submitted by: Cámara Pulpa, Papel y Cartón ANDI 31/05/2017

Por su simplicidad y bajo costo de producción, el volante sigue siendo una de las acciones de marketing más utilizadas por los anunciantes, no obstante, pocos se fijan en la efectividad y el alcance que tiene este tipo de campañas.

Constantemente los expertos en marketing trabajan en técnicas para potenciar la efectividad de las campañas con volantes, que además permitan tener una noción más certera sobre los resultados que arroja. No obstante los clientes siguen disfrutando de sentarse y hojear un catálogo de buena calidad, relajante, ya que se dejan inspirar por las ideas y productos.

Son de fácil uso, elevan el nivel de accesibilidad y confianza hacia una marca; es una fuente de fácil acceso a la información que permite mostrar rápidamente un producto o servicio; atraen fácilmente a un cliente a la tienda física o en línea; son un buen referente para que un cliente ‘pase la voz’ a otro y recomiende; permite el contacto directo con el público objetivo en un momento y lugar determinado; y sirve de inspiración para los clientes que encontrarán más productos en la tienda.

Por esto, te compartimos algunas recomendaciones para tener en cuenta al momento de producir un catálogo impreso:

1.Diseño y calidad en la impresión de las piezas

No hay que escatimar en gastos, sino todo el dinero pagado por los volantes se habrá ido a la basura. Así es, un buen diseño y una impresión de calidad no solo favorece la imagen de la marca, tam

No hay que escatimar en gastos en el diseño, el cual junto a una impresión de calidad favorecerá la imagen de la marca y generará mayor confiabilidad. De acuerdo con Print Power, estudios de comercio digital realizados en países nórdicos muestran que 38% de los consumidores miran primero los productos en catálogos o volantes antes de comprarlos en línea.

Usando técnicas de diseño llamativas y papel distintivo, esta experiencia permite al lector ser seducido por el producto, haciendo más probable la compra u otra acción.

bién genera mayor confiabilidad.

2.Más visuales menos textuales

Es fundamental ser directo con el mensaje, emplear gráficas que hagan más amena la información que se quiere comunicar. Un volante cuenta con pocos segundos para atrapar la atención de un transeúnte que está en un espacio exterior y probablemente caminando a paso apresurado, en vez de agregar párrafos con letra menuda es mejor emplear elementos que sean atractivos y fáciles de leer.

3.No solo sirven para vender

El único objetivo no debe ser vender, sino hacer que los prospectos lleguen al negocio. Una buena táctica es incluir inventivos como promociones o descuentos, una vez el cliente potencial llegue la persona comercial se encargará de atraparlo y mantenerlo.

4.Complementa la estrategia digital

Puede sonar contradictorio, pues la medición del impacto de esta estrategia no es tan exacta, sin embargo, incluir en la pieza elementos como un código QR, la dirección de un sitio web o redes sociales, hará que los resultados de la campaña sean cuantificables. Con la excusa de brindar un incentivo o ampliar información las marcas dirigen al público a un medio digital a través del volante impreso, ampliando así el alcance de la estrategia y facilitando la toma de decisiones sobre la campaña.

Por último, es importante elegir el mercado correcto. Algunos anunciantes creen que su tarea termina cuando contratan a alguien para repartir los volantes, e ignoran la importancia de cerciorarse de que sean repartidos en el lugar correcto y a los prospectos ideales.


Fuente: http://www.diariodenavarra.es/noticias/magazine/sociedad/2017/04/19/como_utilizar_flyer_forma_efectiva_para_promocionar_evento_527362_1035.html | http://www.printpower.es/Catalogues